El Jueves día 20 de Julio, no habrá Culto de Oración.
logo

Discipulado Bíblico

PROPOSITO:
Este no es otro que la formación bíblica de todos los creyentes tanto recién convertidos, como con algunos años de conversión.

El Discipulado Bíblico es la base del crecimiento de todo hijo de Dios, para asegurar un buen fundamento en la doctrina sana y el crecimiento en nuestras vidas espirituales.

Sin un buen discipulado, el cristiano corre el gravísimo riesgo de ser llevado de un lado a otro por el enemigo, “a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo, hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo; para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error, sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo,” Efesios 4:12-15

El principal propósito, es llevar a cabo la Gran Comisión, y así un día usted será un Discipulador y enseñará con sus lecciones a otro cristiano como usted.

PLAN DE ESTUDIOS:
El estudio del Discipulado Bíblico debe de ser impartido cada semana, a la misma hora y en el mismo lugar.

El curso se compone de dieciséis lecciones y cada una de ella tendrá su tarea y versículos para memorizar.

Este tipo de lecciones se impartirán individualmente. Cada discípulo tendrá su discipulador y será un tiempo exclusivo y privado.

La duración en principio está planeado para seis meses, pero esto puede variar en función de las necesidades y circunstancias del discípulo.

Se concederá un certificado al finalizar las dieciséis lecciones.

ADMISIONES:
Cualquier persona, sea salva o no, recién convertida o con varios años en el Señor, podrá recibir estos estudios doctrinales.

NORMAS:
El Discipulador adquiere un compromiso con el Discípulo, y por lo tanto, si el Discípulo no asiste a su cita en tres ocasiones sin previo aviso, el Discipulador podrá tomar la decisión de coger a otro discípulo que esté en espera, en su lugar.

Se requiere la asistencia puntual a todas las clases. Cualquier ausencia deberá notificarse o comunicarse con antelación y si es posible por teléfono.

Que el Señor te bendiga.

LECCIONES

  1. Salvación
  2. Seguridad Eterna
  3. Bautismo
  4. El Espíritu Santo
  5. La Palabra de Dios
  6. La Oración
  7. La voluntad de Dios
  8. La Iglesia Local
  9. Otros Cristianos
  10. Ofrendar
  11. El dinero y las posesiones en general
  12. Tratando con el pecado
  13. Libertad en Cristo
  14. Mí trabajo y mi jefe
  15. El mundo perdido
  16. El Tribunal de Cristo